La prevención de lesiones en el entrenamiento funcional

Introducción

El entrenamiento funcional es una modalidad de entrenamiento muy popular en el mundo del deporte, ya que permite mejorar la capacidad funcional del cuerpo en base a movimientos que tienen lugar en nuestra vida cotidiana. Aunque esta modalidad de entrenamiento ofrece muchos beneficios a nivel de fuerza, flexibilidad y coordinación, también puede conllevar riesgos de lesiones si no se realiza de forma adecuada. En este artículo, discutiremos la prevención de lesiones en el entrenamiento funcional.

Comprender el entrenamiento funcional

Antes de hablar sobre la prevención de lesiones en el entrenamiento funcional, es importante tener una comprensión clara de lo que es el entrenamiento funcional. El entrenamiento funcional se centra en movimientos integrados y multiarticulares en lugar de en ejercicios de aislamiento. Por ejemplo, en lugar de hacer una extensión de piernas aislada, se utilizará un ejercicio como sentadillas, que involucren varios grupos musculares. El entrenamiento funcional también se centra en la estabilización del core, que es la zona del cuerpo que rodea el abdomen y la espalda baja.

Beneficios del entrenamiento funcional

El entrenamiento funcional ofrece varios beneficios, como:
  • Mejora el rendimiento atlético
  • Mejora la postura y la estabilidad del core
  • Mejora la movilidad y la flexibilidad
  • Mejora la coordinación y el equilibrio

Riesgos asociados al entrenamiento funcional

Aunque el entrenamiento funcional puede ofrecer varios beneficios, también puede conllevar riesgos asociados. Uno de los mayores riesgos es el de lesiones musculares y articulares. Algunos de los ejercicios de entrenamiento funcional pueden ser particularmente exigentes para las articulaciones, especialmente para las rodillas y los hombros. Otra preocupación común es la sobrecarga del core, que puede causar lesiones en la espalda baja.

Prevención de lesiones en el entrenamiento funcional

La buena noticia es que hay muchas formas de prevenir lesiones en el entrenamiento funcional. Aquí hay algunos consejos prácticos:
  • Comienza con una evaluación rápida: Antes de empezar a hacer cualquier ejercicio de entrenamiento funcional, es importante hacer una evaluación física rápida para detectar cualquier lesión preexistente o debilidad muscular.
  • Realiza una buena calentamiento: Antes de empezar el entrenamiento funcional, es importante realizar un calentamiento adecuado para aumentar la temperatura corporal y preparar el cuerpo para el ejercicio.
  • Comienza con ejercicios básicos: Si eres nuevo en el entrenamiento funcional, es importante empezar con ejercicios básicos para construir una buena base de fuerza y movilidad antes de intentar movimientos más avanzados.
  • Controla la técnica: En los ejercicios de entrenamiento funcional, es importante controlar la técnica adecuada para evitar lesiones. Si no estás seguro de cómo realizar un ejercicio correctamente, busca la ayuda de un entrenador personal calificado.
  • Utiliza equipo adecuado: Asegúrate de utilizar equipo adecuado y en buen estado de conservación para evitar cualquier fallo mecánico.

Ejemplos de ejercicios de entrenamiento funcional

Hay muchos ejercicios diferentes de entrenamiento funcional que puedes agregar a tu rutina de entrenamiento. Aquí hay algunos ejemplos para que puedas probar:

Plancha con elevación de pierna

Este ejercicio es excelente para la estabilización del core y la fuerza de la pierna. Comienza en una posición de plancha con una forma adecuada de la espalda. Eleva una pierna mientras mantienes la forma de la plancha y luego alterna hacia la pierna opuesta. Haz 10-12 repeticiones en cada pierna.

Desplazamiento lateral con banda elástica

Este ejercicio es excelente para mejorar la movilidad de cadera y el equilibrio. Ponte una banda elástica alrededor de los tobillos y coloca los pies más o menos en la anchura de los hombros. Haz un paso lateral a la derecha, levantando el pie izquierdo y manteniendo la banda tensa, luego regresa al centro. Haz lo mismo en el lado izquierdo. Haz 12-15 repeticiones en cada lado.

Zancadas con salto

Este ejercicio es excelente para mejorar la fuerza explosiva de las piernas. Haz una zancada hacia adelante y luego salta hacia arriba, cambiando las piernas en el aire y aterrizando en una posición de zancada con la pierna opuesta adelantada. Haz 10-12 repeticiones en cada pierna.

Conclusion

El entrenamiento funcional es una modalidad de entrenamiento muy útil y eficaz si se realiza de forma adecuada. Sin embargo, como con cualquier forma de ejercicio, hay un riesgo asociado con él. Al seguir los consejos prácticos que se proporcionan en este artículo y al agregar ejercicios de entrenamiento funcional a tu rutina de entrenamiento de forma gradual y controlada, puedes disfrutar de todos los beneficios del entrenamiento funcional mientras reduces el riesgo de lesiones.