Cómo tratar la epicondilitis lateral en deportistas

Introducción

La epicondilitis lateral, también conocida como codo de tenista, es una lesión común en deportistas que involucran el uso repetitivo del brazo y la mano en actividades que demandan fuerza y precisión, como tenis, golf, levantamiento de pesas y escalar. En este artículo, nos enfocaremos en cómo tratar la epicondilitis lateral en deportistas y prevenir su aparición.

¿Qué es la epicondilitis lateral?

La epicondilitis lateral es una lesión inflamatoria que afecta el tendón extensor radial corto del carpo en la región del codo. Los síntomas incluyen dolor en la parte externa del codo, debilidad en la muñeca y dificultad para agarrar y levantar objetos. La lesión se produce debido al uso repetitivo y excesivo del brazo y la mano en actividades deportivas, lo que lleva a la degeneración del tendón.

Tratamiento de la epicondilitis lateral

El tratamiento de la epicondilitis lateral se enfoca en aliviar el dolor y la inflamación, así como en fortalecer los músculos y tendones afectados. Estas son algunas de las formas de tratar la epicondilitis lateral en deportistas:

1. Reposo

El reposo es fundamental para permitir que el tendón afectado se cure y reducir la inflamación. Se recomienda evitar las actividades que provocan dolor hasta que el brazo y la mano se hayan recuperado.

2. Fisioterapia

La fisioterapia es una excelente forma de tratar la epicondilitis lateral en deportistas. Los fisioterapeutas pueden trabajar en estiramientos y ejercicios específicos para fortalecer los músculos y tendones afectados, así como en técnicas de movilización articular para reducir la inflamación.

3. Medicamentos

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor asociado con la epicondilitis lateral. Sin embargo, es importante seguir las indicaciones del médico en cuanto a la dosificación y el tipo de AINE a utilizar.

4. Terapia con frío y calor

La terapia con frío y calor puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor en los músculos y tendones afectados. Se recomienda aplicar hielo en la región afectada durante 20 minutos cada vez, varias veces al día. También se puede aplicar calor húmedo para aliviar el dolor y la rigidez.

5. Infiltraciones de corticoides

Las infiltraciones de corticoides pueden ser utilizadas en casos severos de epicondilitis lateral para reducir la inflamación y el dolor en la zona afectada. Sin embargo, esta opción sólo es recomendada en casos bien indicados por el médico.

Prevención de la epicondilitis lateral

La prevención es clave en la epicondilitis lateral. Para evitar la lesión, es importante seguir estas recomendaciones:

1. Utilizar el equipo adecuado

Es importante utilizar el equipo adecuado para cada actividad deportiva y asegurarse de que esté en buen estado. Esto incluye la elección de raquetas, palos y otros instrumentos deportivos que puedan causar estrés en los brazos y las manos.

2. Calentar adecuadamente

Antes de hacer actividad física, es importante hacer un calentamiento adecuado para preparar los músculos y tendones para el esfuerzo prolongado. Esto incluye estiramientos específicos y ejercicios de flexibilidad.

3. Entrenar gradualmente

Es importante aumentar la intensidad y duración del entrenamiento gradualmente para permitir que el cuerpo se adapte al esfuerzo y reducir el riesgo de lesiones.

4. Variar la actividad

Es importante variar la actividad que se realiza para evitar el uso excesivo de los músculos y tendones del brazo y la mano. Esto incluye la realización de actividades de bajo impacto, como caminar o nadar, para reducir la tensión en los brazos y las manos.

5. Estirar después de la actividad

Después de la actividad física, es importante hacer estiramientos adecuados para reducir la tensión en los músculos y tendones del brazo y la mano y permitir una recuperación adecuada.

Conclusión

La epicondilitis lateral es una lesión común en deportistas que involucran el uso repetitivo del brazo y la mano en actividades que demandan fuerza y precisión. El tratamiento de la epicondilitis lateral se enfoca en aliviar el dolor y la inflamación, así como en fortalecer los músculos y tendones afectados. La fisioterapia es una excelente forma de tratar la epicondilitis lateral en deportistas, pero también es importante seguir otras formas de prevención, como el uso del equipo adecuado y el calentamiento y estiramiento adecuados.