Salta al vacío con el paracaidismo extremo

¿Qué es el paracaidismo extremo?

El paracaidismo extremo es una modalidad del paracaidismo tradicional que se caracteriza por los riesgos y dificultades que implica. Es una actividad en la que se saltan desde altitudes muy elevadas, se realizan maniobras muy complejas y se vuela a altas velocidades.

El equipo necesario para practicar paracaidismo extremo

Para practicar el paracaidismo extremo, es necesario contar con un equipo de seguridad especializado que permita realizar el salto sin peligro de sufrir lesiones. El equipo necesario consta de:

  • Paracaídas principal
  • Paracaídas de reserva
  • Arneses
  • Casco
  • Gafas protectoras

Además, es importante que el equipo esté en perfecto estado de conservación y revisado por un experto en la materia. No se debe escatimar en gastos ni en seguridad a la hora de practicar este deporte extremo.

¿Cuáles son las disciplinas del paracaidismo extremo?

Existen varias disciplinas dentro del paracaidismo extremo, entre las que destacan:

Skydiving

Esta es la disciplina más conocida dentro del paracaidismo extremo. Se trata de saltar desde el avión a una altura de entre 3.000 y 4.000 metros, para después abrir el paracaídas y planear hasta el suelo.

Base Jumping

El BASE jumping es el salto desde un objeto fijo, generalmente un edificio o un puente, con el paracaídas abierto. Es una disciplina muy peligrosa debido a la cercanía del objeto y a la corta duración del salto.

Wingsuit Flying

Esta disciplina consiste en volar con un traje especial que permite planear por el aire. Es el deporte más extremo dentro del paracaidismo, ya que se alcanzan velocidades muy altas y se deben realizar maniobras muy complejas.

Los riesgos del paracaidismo extremo

Al ser una actividad de alto riesgo, el paracaidismo extremo no está exento de peligros. Entre los riesgos más habitualmente asociados a esta actividad se encuentran:

  • Lesiones en el aterrizaje debido a una mala ejecución
  • Problemas con los sistemas de apertura y cierre del paracaídas
  • Desorientación durante el vuelo
  • Choque contra objetos fijos
  • Daño cerebral por la sobrepresión del aire durante el vuelo

Para minimizar estos riesgos, es importante seguir al pie de la letra todas las instrucciones de los expertos, respetar las normas de seguridad y contar con el equipo adecuado.

Conclusión

El paracaidismo extremo es una actividad que requiere de una gran experiencia y capacitación. Es un deporte muy emocionante, pero que debemos realizar de forma responsable y cauta para evitar cualquier tipo de riesgo.